Navigation Menu

Trucos para ahorrar en la cesta de la compra

La mayoría de familias con hijos han de hacer filigranas para llegar a final de mes. Por muy buenos ingresos que se posean, la lista de gastos es abultada; al presupuesto relacionado con los niños hay que añadir los gastos habituales de la casa: cesta de la compra, alquiler o hipoteca, suministros… un cúmulo de cifras que encienden las alarmas y que impiden ahorrar.

No es de extrañar que muchas familias recurran a los préstamos por internet. Los créditos rápidos online de Viaconto han sacado del apuro a numerosas personas preocupadas por los gastos. En la actualidad, son una opción muy valorada por los consumidores para afrontar desajustes inesperados del presupuesto.

¿Cuánto cuesta mantener un hijo en España?

Formar una familia exige un esfuerzo de planificación económica que no siempre se realiza con suficiente minuciosidad. Pensamos grosso modo en cifras y gastos, sin contabilizar al detalle el coste global que representan.

Los expertos en consumo sí lo han hecho. Según los datos actualizados de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), tan solo en presupuesto escolar los niños de más de tres años requieren una inversión anual de unos 9.000 euros. Estamos hablando de colegios, material escolar, uniformes, etc. A partir de los 6 años, entran en juego las actividades extraescolares y más adelante las nuevas tecnologías (ordenadores, videojuegos…) y las estancias en campamentos, lo que puede incrementar el presupuesto un mínimo de 1.000 euros más.

De entrada, la mayor parte del presupuesto se la llevan las guarderías. Las de carácter público pueden costar unos 4.500 euros al año, mientras que en las privadas las cifras se disparan. Los pañales son otra fuente de gasto importante, al igual que la ropa y el calzado. En estos conceptos, el presupuesto puede llegar a los 3.400 euros anuales.

La alimentación es un capítulo aparte y puede hacer aumentar notablemente las cifras. Un ejemplo son los bebés alimentados con leches de fórmula; los precios de estos productos no son precisamente baratos. Medicinas, visitas a pediatras privados, tratamientos médicos… son otros elementos que se añaden a la lista de gastos.

Trucos para gastar menos

Ante el gran volumen de gasto derivado de la atención a los hijos no queda más remedio que apretarse el cinturón e idear fórmulas de ahorro. La empresa Viaconto, especialista en créditos rápidos, conoce a fondos las necesidades de los consumidores. Por eso ha elaborado una lista de recomendaciones muy sencillas de aplicar. Los trucos para ahorrar en la cesta de la compra pueden consultarse en detalle en su página web y contemplan 10 aspectos, que incluyen desde la elaboración de menús semanales detallados, hasta consejos para localizar las mejores ofertas en nuestra visita al supermercado.

  1. Menús para la semana

La elaboración de un menú requiere un esfuerzo de planificación y cálculo muy válido desde el punto de vista del ahorro. Nos permite elegir los productos que más convengan en función del presupuesto, y a la vez ayuda en la configuración de una dieta equilibrada. Es importante no desviarse del menú diseñado, ya que entonces el esfuerzo de contención habría servido de poco.

  1. No vayas a comprar con hambre

El estómago vacío es un mal consejero; nos lleva a comprar por impulso y sin prestar atención a calidades ni precios. Es mejor ir al súper habiendo comido algo; la compra será mucho más racional.

  1. No desprecies las marcas de supermercado

En general, las denominadas marcas blancas no son peores que lo productos con nombre reconocido. Si no te fías, consulta en las webs de las asociaciones de consumidores; allí realizan numerosas comparativas y ofrecen información detallada sobre los supermercados y productos más económicos.

  1. Ofertas 2×3

Las promociones de los supermercados suelen ser ventajosas, pero es preciso ceñirse a los productos que realmente consumamos. De nada sirve comprar 3 kilos de plátanos al precio de dos si no nos gustan los plátanos.

  1. Mira bien en las estanterías

No centres tu atención tan solo en los productos más a la vista. Los supermercados sitúan las promociones en lugares estratégicos, pero los productos más baratos suelen estar en la parte superior o inferior de las estanterías.

  1. Hazte con una tarjeta de supermercado

Los comercios premian a sus clientes más fieles con precios y descuentos ventajosos. Es una estrategia de ventas que puede reportarnos beneficios.

  1. Compra alimentos de temporada

Las frutas y verduras de temporada se encuentran en abundancia en todos los comercios y siempre resultan más baratos que los productos de fuera de temporada.

  1. Lleva tu carrito de la compra

Ahorrarás en bolsas y contribuirás a reducir residuos plásticos.

  1. Reduce la compra de productos elaborados

Es mucho más económico adquirir los alimentos en crudo y cocinarlos en casa. Gastarás menos y comerás más sano.

  1. Cocina y congela

Si dispones de tiempo, cocina en grandes cantidades y mételas en el congelador para otras ocasiones. E intenta siempre aprovechar las sobras.

Autor: Lou

Compartir este post en

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: