Tarta Rellena de Lunares de Colores con Cake Balls

 

 

tarta-lunares-colores1_PintandoUnaMama

Para el cumpleaños de Científicos Locos de mi hijo Dani, hicimos intentando que dentro llevaba bolas de colores, de modo que parecían moléculas, a los niños les encantó eso de encontrarse con lunares de colores dentro de la tarta jajajjajaja.

La primera vez que la vi fue en  Once Upon a Pedestal, ella la hizo en blanco y en tres pisos, pero en mi caso eso era poco viable para un cumple con muchísimos niños, así que la hice rectangular en un solo piso, y además, Dani la quería de chocolate, así que nuestro bizcocho era oscuro en vez de claro.

Para hacerla sólo necesitáis bizcocho de chocolate y cake balls de colores, tenéis la receta de cómo se hacen aquí.

Me habéis pedido la receta un montón de veces, así que ya no lo alargo más y hoy que tengo más tiempo, os la pongo, ahí va.

tarta-lunares-colores2_PintandoUnaMama

¿Qué necesitamos?

  • Cake balls de colores: yo los hice de vainilla con la receta de los de dos colores que podéis encontrar aquí, y usé la máquina de hacer cake balls para ir más rápido, pero si no tenéis, podéis hacerlos de forma convencional sin problemas.
  • Bizcocho de Chocolate: utilizar la receta que más os guste, yo usé nuestra receta de bizcocho fácil y rápido de chocolate porque me encanta la textura blandita pero compacta que queda.
  • Frosting de queso:
    • 500 g de nata para montar
    • 500 g de queso mascarpone
    • 4 cucharadas de azúcar glass
  • Lacasitos para decorar.

¿Cómo lo hacemos?

Hacemos primero los cake balls y los disponemos ordenados en el molde que vayamos a usar.

Hacemos la masa del bizcocho y rellenamos con ella el molde.

Metemos al horno el tiempo necesario para que se nos haga el bizcocho.

Mientras se hace el bizcocho, montamos la nata con el azúcar, cuando esté bien montada,  la mezclamos con el queso con movimientos envolventes para que no se baje la nata y la metemos en la nevera para que vaya cogiendo consistencia.

tarta-lunares-colores_PintandoUnaMama

Sacamos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos.

Como las bolitas tienden a subir, la parte superior se queda llena de bultitos, así que yo le di la vuelta y usé de parte superior, la parte inferior que estaba lisita y monísima 😉 .

Cubrimos el bizcocho con el frosting de queso y lo decoramos como más nos guste, nosotros hicimos dibujos con Lacasitos.

 

 

Autor: Lou

Compartir este post en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: