Tarta de Queso al Horno

Ésta tarta de queso es la tarta favorita de mi marido, llegó un momento que la hacía tanto que la aborrecí y me negué rotundamente a hacerla; y entonces él aprendió  JA JA JA JA ¡lo que hace la necesidad!

El caso es que es una tarta riquísima y que a los niños suele gustar mucho, pero claro cuando te la ponen hasta en el sopa… Pues ya llevaba mucho tiempo sin hacerla y el otro día fue su cumpleaños, y con cara de “no he roto un plato en la vida” me dijo: -Bicho, ¿hacemos la tarta de queso que me gusta?- Eeeeeenga, ¿cómo le voy a decir que no? eso sí, nos pusimos los dos mano a mano y con algún que otro contratiempo con las galletas y con uno de mis dedos que no se lleva bien con las cuchillas de la “minipimer”… logramos sacar adelante la tarta de queso al horno (hubo un momento en que pensé que no lo conseguíamos, os lo digo de verdad).

Tarta de Queso al Horno

Veréis que es facilísima de hacer, tiene poco misterio, pero el hecho de meterla al horno le da una textura al queso que os va a dejar sin palabras, hacedla y me contáis.

Tarta de Queso al Horno

 

¿Qué necesitamos para hacer la tarta de queso al horno?

 

  • 500 g de queso mascarpone (podéis usar también tipo Philadelphia, pero a mí me gusta más con este)
  • 2 yogures naturales (los míos azucarados porque era los que tenía en la nevera pero pueden ser sin azúcar)
  • 60 g harina
  • 150 g azúcar
  • 4 huevos
  • Mermelada (la nuestra de frambuesa pero eso va a gusto de cada uno)
  • Galletas (yo uso las de Tosta Rica de mis hijos, pero vosotros las que más os gusten y la cantidad depende de lo alta que queráis la base, pero normalmente son unos 250 g)
  • Mantequilla (yo voy añadiendo hasta que queda la textura necesaria, unos 100 g)

 

¿Cómo hacemos la tarta de queso al horno?

 

Precalentamos el horno a 180ºC.

Trituramos las galletas, derretimos la mantequilla en el micro y lo mezclamos todo hasta obtener una pasta. Con ella cubrimos la base de la tartera, extendiendo bien con una cuchara. Metemos en la nevera.

Ahora metemos el resto de ingredientes (menos la mermelada) en la batidora (yo uso la thermomix pero vosotros la que tengáis a mano), y batimos hasta que no queden grumos.

tarta-queso-horno

Sacamos la base de galletas de la nevera y dejamos caer la mezcla sobre ella. Damos unos golpecitos para que suban las burbujas de aire y metemos al horno durante unos 30 minutos (hasta que pinchando con un palito, éste salga limpio).

Cuando esté fría desmoldamos, echamos la mermelada por encima y decoramos al gusto.

Os aseguro que queda espectacular y siempre triunfa, pero recordad, no la hagáis hasta que se os tatúe por Dios.

¡Que os divirtáis! y recordad que también podéis seguirme en mis blog de viajes y de juegos en familia, allí os espero 😀


 

The following two tabs change content below.
Soy Lourdes Picó, aunque mis amigos me llaman Lou. Alicantina, Enfermera, Blogger y Mamá de tres maravillosas fieras. Cabezona (mucho), muy muy optimista y extremadamente trabajadora. Me gusta vivir la vida y exprimirla, disfrutarla con los míos y sacarle todo el jugo, que total, estamos aquí tres días, no es como para perderlos en cosas (ni gente) que no merecen la pena. Escribo sobre blogging en Trucos para mi blog y si os gusta la diversión en familia, también probamos juegos y juguetes en Scrapping para dos, y mi último proyecto en marcha es Con niños y equipaje, un blog de viajes en familia donde os contamos sitios chulos para visitar con niños y cómo viajar un pelín más barato con una familia numerosa.

Autor: Lou

Compartir este post en

4 Comentarios

  1. Qué pinta más espectacular! Tengo que probar esta receta en casa, y ojalá me quede tan deliciosa como parece 🙂

    Post a Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: