Stokke® ScootTM – El carrito urbano inteligente

 

 

Stokke® ScootTM – El carrito urbano inteligente

Me ofrecieron probar el cochecito urbano Stokke® ScootTM, y como no digo que no a nada, y se que muchos de vosotros estáis buscando y comparando carrito de paseo, decidí que estaría genial hacerlo con mi hija (3 años y medio) y mi sobrina (2 meses y medio) y que así veáis las dimensiones y cómo encajan los niños según edad.

Stokke® ScootTM - El carrito urbano inteligente

El carrito ha sido rediseñado y mejorado desde la versión anterior para poder acompañarnos en todas las aventuras que nuestro estilo de vida urbano conlleva; su renovado diseño, aporta al cochecito una máxima confortabilidad para explorar juntos la ciudad.

carrito-paseo-Stokke-ScootTM

carrito-paseo-Stokke-Scoot

Tiene todo lo que necesitamos para maniobrar con facilidad e incluso para movernos con el transporte público. Es súper ágil y suave de empujar, el Stokke® ScootTM ¡¡es perfecto para la ciudad!!

La silla es amplia para que los niños quepan con comodidad y el arnés de 5 puntos es cómodo de cerrar y muy seguro.

silla-paseo-Stokke-ScootTM-arnes

Me encanta el diseño de la silla, es súper bonita y delicada y la capota de gran tamaño con protección solar de 50 es una pasada; cubre perfectamente al niño sin quitarle claridad, con lo que no se sienten agobiados dentro. Y dispone de ventilación para los días más calurosos.

silla-paseo-Stokke-ScootTM

El asiento puede ponerse en los dos sentidos con un sólo clic; mirando al frente o a los papás, lo que viene de fábula cuando empezamos a usar el carrito con un bebé que quiere tenernos siempre cerca y, cuando éste se convierte en un aventurero descubridor del mundo, sólo tenemos que darle la vuelta y ponerlo mirando hacia la calle para que no se pierda nada.

silla-Stokke-Scoot-doble-sentido

Además, tiene tres posiciones (activo, reposo y dormido) fáciles de regular con un sistema de pinzas.

silla-paseo-Stokke-ScootTM-reposo

carrito-Stokke-ScootTM

Como veis en las fotos, la gran ventaja de que Stokke® ScootTM es que se puede usar desde el nacimiento del bebé hasta los tres años, de ese modo se adapta al crecimiento de nuestro hijo y no tenemos que gastar más dinero cuando pasan de una etapa a otra.

La que yo he probado es monísima en rosa, pero la tenéis disponible en 7 colores de moda, tres de ellos pensados exclusivamente para Stokke® ScootTM: Azul Agua Marina, Rosa Pastel y Azul pizarra combinados con la capota en Gris Melange.

silla-paseo-Stokke-ScootTM-capota

silla-Stokke-Scoot

¿Habéis visto la cesta gigante que tiene en la parte inferior? Uno de mis imprescindibles, ya lo sabéis ¡¡es una pasada!! Se pueden dejar un montón de cosas por la abertura sin molestar al niño y es súper práctica. Valeria metió todos sus muñecos para que los sacáramos de paseo al parque e iban la mar de cómodos entre tanto espacio.

silla-paseo-Stokke-ScootTM-cesta

Los neumáticos de la silla de paseo son de goma rellenos de espuma de foam, con lo que no hay riesgo de pinchazo pero permiten una rodadura mucho más limpia y cómoda.

Los dos papás que lo han probado me han dicho que no deje de comentar lo genial que es la altura del manillar; seguro que os ha pasado si sois padres, al ser más altos, muchas veces se hace incómodo llevar un carrito de bebé porque hay que llevar los brazos muy abajo, lo que acaba resultando incómodo para el papi; así que ¡¡genial!!

Os dejo un video del plegado sencillo y compacto, para que veáis lo fácil que es, ¡¡sólo dos pasos!!

 

Cuando compráis la silla tenéis un montón de accesorios para adquirir:

  • Stokke® ScootTM Softbag
  • Parasol
  • Saco de silla
  • Bolso cambiador
  • Kits de estilo
  • Posabiberones: que yo he usado para mi café frío de la tarde y me ha venido que ni pintado 😉

silla-paseo-Stokke-ScootTM-posabiberones

Conclusión: me ha gustado mucho el Stokke® ScootTM en su conjunto.

  • Es amplio para que el niño vaya cómodo.
  • El arnés de 5 puntos siempre es una ventaja en seguridad.
  • Los colores son divinos, ¡¡me chiflan todos!!
  • La capota es enooooorme pero comodísima, de verdad hay que verla porque es una pasada.
  • El manillar alto para los papás.
  • Cesta grande para dejar objetos.

La única desventaja que he encontrado, es que para mí, pesa mucho a la hora de levantarla cuando está plegada, pero claro, también tienes toda la silla completa plegada sin tener que desmontar nada, no se puede tener todo.

silla-paseo-Stokke-Scoot-plegada

Stokke ofrece la silla Stokke® iZi GoTM X1 by BeSafe® que puede usarse directamente con Scoot sin la necesidad de adaptadores para sillas de auto.

Stokke ofrece adaptadores para sillas de auto que permiten usar algunos modelos de sillas de otros fabricantes.

¡Que os divirtáis! 😀

 

 

The following two tabs change content below.
Soy Lourdes Picó, aunque mis amigos me llaman Lou. Alicantina, Enfermera, Blogger y Mamá de tres maravillosas fieras. Cabezona (mucho), muy muy optimista y extremadamente trabajadora. Me gusta vivir la vida y exprimirla, disfrutarla con los míos y sacarle todo el jugo, que total, estamos aquí tres días, no es como para perderlos en cosas (ni gente) que no merecen la pena. Escribo sobre blogging en Trucos para mi blog y si os gusta la diversión en familia, también probamos juegos y juguetes en Scrapping para dos, y mi último proyecto en marcha es Con niños y equipaje, un blog de viajes en familia donde os contamos sitios chulos para visitar con niños y cómo viajar un pelín más barato con una familia numerosa.

Autor: Lou

Compartir este post en

2 Comentarios

  1. En lo particular no me gusta la sillita del carrito, me parece que van super incómodos sin un poco de espacio para moverse o sentarse s las anchas, la capota es muy corta y no protege del sol completamente el cuerpo del bebé, yo opte por comprar un carrito moderno pero algo más cómodo para el bebé, no voy a negar el carro que muestras es agradable a la vista, pero ni me convence

    Post a Reply
    • Hola Cigueña azul

      Yo creo que no hablamos de la misma sillita jajajjajaja, porque precisamente la capota es la más grande del mercado ahora mismo y llega hasta las rodillas de mi hija con 3 años y medio, y a la bebé la cubre por completo, en otros casos yo no he probado la silla y no puedo dar ciertos casos, pero precisamente en esta, sí la he probado y la capota es enoooooorme!!!!

      La anchura de la silla es la misma que el resto de sillas que se pueden encontrar ahora mismo, ni más grande ni más pequeña, ya ves en las fotos que mi hija cabe perfectamente y le sobra espacio 😀

      En este caso no puedo estar de acuerdo contigo, a mí lo único que me ha parecido negativo, es como digo en el post, el peso que tiene plegada a la hora de levantarla.

      Un abrazo y gracias por tu comentario 🙂

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Silla Stokke® ScootTM - Nuevos Colores - Pintando una mamá | Pintando una mamá - […] Os enseñé la silla Stokke® ScootTM hace un tiempo porque la probamos con Valeria mientras buscábamos una para mi sobrina Valentina…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: