Peluches de Ojos Grandes TY Beanie Boos

 

Peluches de Ojos Grandes TY Beanie Boos

Seguro que ya habéis visto en algun sitio estos peluches de ojos grandes TY.

Unos muñecos que causan furor entre niños y niñas y que dan ganas de achuchar.

Aunque, confieso y con la boca pequeña, que no terminan de ser santo de mi devoción lo cierto es que a mis hijas les encantan y que es cierto que los miras y dan ganas de achucharlos.

Alguno me da incluso algo de miedo, jaja!, pero otros son adorables…

Los Peluches de Ojos Grandes TY Beanie Boos preferidos de mis hijas son las foquitas y el tigre blanco.

Lo cierto es que son unos muñecos blanditos, muy suaves y manejables, ideales para jugar, para llevar a todas partes e incluso para dormir.

Con ojos grandes en diferentes acabados de purpurina que los hace aún más atractivos para los niños.

Los hay de diferentes tamaños, y están recomendados a partir de 36 meses. Tienen unos acabados perfectos, un tacto muy agradable y disponemos de muchísimos modelos para elegir.

Además de mascotas de animales, está la línea de peluches con temática de Navidad, como el muñeco de nieve, o el pingüino con gorrito, o de Halloween, en forma de fantasma o perrito negro.

Podéis adquirirlos en este enlace de Amazon, con unos precios geniales, y entrega rápida: Peluches de Ojos Grandes TY Beanie Boos

La licencia TY  proviene de una compañía juguetera estadounidense, TY Inc., que produce juguetes de animales rellenos.

Su nombre se debe a su fundador  Ty Warner, que creó la empresa después de un viaje a Italia donde dio con unos gatos de peluche que no había visto antes en Estados Unidos.

El logotipo de Ty son corazones rojos con las letras “ty”, en minúsculas. En todos los peluches rellenos de Ty se encuentra una etiqueta con esta forma.

Adorables y peculiares animalitos de ojos grandes, muy coloridos y variados, ideales también para coleccionar.

 

 

Un perfecto regalo de cumpleaños, o bien pensando en un detalle para Navidad o Reyes.

¿Con qué muñeco se quedarían vuestros peques?

 

 

 

Autor: Galissea

Compartir este post en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: