Pastel de Pollo y Verduras para Niños

 

 

Pastel de Pollo y Verduras para Niños

Menuda receta acertada os traigo hoy, y sí salada, esta no es dulce, ni tiene chocolate, ni engorda 100.000 calorías… tampoco es light ¡¡eh!!, pero está para saltar las lágrimas ¡os lo digo yo! y los dirían mis hijos porque se comieron hasta las migas, y eso que lleva verduras (y muchas, aunque guardarme el secreto, yo les dije que era de pollo y puse poco énfasis en la conversación al tema verduras).

Pastel de Pollo y Verduras para Niños

Este pastel es parecido a una quiché, sólo que se no se queda tan compacta porque la masa de huevo y nata se queda en la parte de arriba y los ingredientes del centro están más sueltecitos, cuando la hagáis ya me entenderéis 😉

Vamos al lío y os pongo los ingredientes.

¿Qué necesitamos para hacer el Pastel de Pollo y Verduras para Niños?

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 1 pechuga de pollo (en trocitos)
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • 200 g de calabaza
  • 2 zanahorias
  • 2 huevos
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Queso rallado (yo usé de cabra pero cada uno el que más os guste)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

¿Cómo hacemos el pastel?

Picamos las verduras (menos la cebolla y el puerro) unos segundos a velocidad 4, sacamos la mezcla y reservamos.

Picamos la cebolla y el puerro unos segundos a velocidad 4. Bajamos los restos de las paredes y añadimos el aceite; programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Ahora metemos la verdura que habíamos reservado al principio y programamos 3 minutos más, temperatura Varoma y velocidad 1.

Salpimentamos mientras el pollo y al finalizar los 3 minutos, lo añadimos al vaso y programamos 15 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Cubrimos un molde de tarta o una fuente con la plancha de masa quebrada y ponemos dentro la mezcla de verduras y pollo.

Batimos los huevos con la nata, vertemos sobre el pollo y ponemos por encima el queso rallado.

Metemos al horno a 180º C durante 25 minutos más o menos, ya sabéis que cada horno es un mundo,  hasta que veáis que está dorada.

Si queréis hacerlo Sin Thermomix, sólo tenéis que dorar la cebolla y el puerro en una sartén, añadir después el resto de verduras y poner el pollo hasta que esté prácticamente hecho.

Luego seguís como en la receta original.

Ya me diréis si triunfa o no en casa, ¡que os divirtáis! 😀

 

 

Autor: Lou

Compartir este post en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: