Navigation Menu
Saquitos de pasta brick rellenos de queso
Mar26

Saquitos de pasta brick rellenos de queso

      Saquitos de pasta brick rellenos de queso     Los que seguís el blog, ya sabéis que nos encanta ayudaros con recetas, generalmente fáciles y rápidas, y que, para ello, muchas veces, recurrimos al hojaldre, ese gran aliado que puede sacarnos de cualquier apuro y además, hacer con él recetas sencillitas y a la vez exquisitas. Para esta receta, sustituimos el hojaldre por pasta brick, una masa también muy socorrida para recetas exprés. Es una masa que queda crujiente crujiente. Muy agradable de comer, con un sabor delicioso y que combina con un montón de ingredientes. En este caso preparé unos saquitos de pasta brick  rellenos de queso ¡¡Quedan exquisitos!!. Tenemos una comida o cena con unos amigos en casa, podemos preparar, por ejemplo, las cucharitas de mozzarella y Cherry, la quiche de puerros pero en tartaletas redondas, unos bocaditos de tomate, unas bolitas de queso de cabra, los panecillos rellenos de huevo y estos saquitos de pasta brick rellenos, ¿qué os parece? ¡quedaríamos estupendamente!!¡y ellos encantados, seguro!!!!!. Os pongo la receta a ver qué os parece.   Ingredientes 100 gr. de queso tipo Camembert 100 gr. de queso fresco 100 gr. de queso tipo Gruyére 100 gr. de queso tipo Téte de moine 50 gr. de queso de cabra 4 hojas de pasta brick 4 Huevos 1 manojo de cebollino 100 ml. de nata líquida 1 Cebolleta 50 gr. de mantequilla Sal Pimienta   Preparación: Precalentar el horno a 200ºC Lavar y picar bien la cebolleta En una sartén poner a calentar la mantequilla, hasta que se derrita y pochar la cebolleta En un cazo, ponemos agua a hervir y metemos unas cuantas ramitas de cebollino hasta que veamos que están tiernas. Reservar (luego las utilizaremos para atar los paquetitos de pasta brick) Cortar los distintos tipos de queso (retirando la corteza) y poner en un recipiente. Batir los huevos y añadir un poquito de nata líquida, cebollino picado y los quesos troceados. Salpimentar e incoporar en la sartén con la cebolleta pochada. Derretir el resto de mantequilla en el microondas. Pintar con la mantequilla derretida una hoja de brick, y poner encima otra hoja, de manera que queden pegadas. Poner encima la mezcla de los quesos con el resto de ingredientes. Cerrar en forma de saquito y atar con el cebollino que habíamos hervido. Hornear durante 5 minutos (aprox., según horno) a 200º hasta que se dore. Sacar del horno y servir.   Sugerencias: Si no encontramos alguno de estos quesos, podemos sustituir por alguno similar o alguno que nos guste mucho, aunque la combinación ideal de queso es esta. También podemos ponerle queso...

Leer más
Nuevos Croissants con Queso
Mar14

Nuevos Croissants con Queso

    Vamos a hacer éstos nuevos croissants con queso, una receta de croissants salada que os va a encantar; quedan muy sabrosos y suelen gustar tanto a grandes como a pequeños; podéis ponerlos como entrada en una cena, hacerlos para un cumpleaños, para ir al campo a almorzar junto a un buen trozo de tortilla de patatas envuelta en hojaldre mmmmm!!! Y para que no todo sea usar la láminas de hojaldre en las recetas, esta vez haremos nosotros la masa; aunque ya sabéis que si vais con prisa, sólo tenéis que saltaros el trozo de la elaboración de la masa y usar el hojaldre comprado. ¿Qué necesitamos para la masa? 350 g de harina 350 g de harina de fuerza 40 g de levadura 100 ml de leche 100 ml de aceite 350 g de yogur blanco 2 huevos 1 cucharada de sal 1 cucharadita de azúcar 1 huevo para pintar ¿Qué necesitamos para el relleno? 50 g de mantequilla derretida 250 g de queso ¿Cómo lo hacemos? Deshacemos la levadura en la leche tibia y le añadimos el azúcar. Añadimos el resto de ingredientes, la harina, el aceite, el yogur, los huevos y la sal, y amasamos la pasta hasta forma una bola. Dejamos levar durante al menos 1 hora. Amasamos de nuevo sobre una superficie enharinada y dividimos la masa en tres partes iguales, extendemos cada parte haciendo un círculo con ellas de unos 2 centímetros, en la primera base ponemos una cucharada de mantequilla derretida, extendiéndola bien y encima el queso (podéis poner queso rallado o en lonchas). Sobre ésta primera capa ponemos la siguiente plancha de masa y repetimos el paso anterior, ponemos la mantequilla y el queso. Y vuelta a repetir lo mismo, base, mantequilla y queso. Cuando ya tenemos las tres capas, unas encima de otras, cortamos la masa en 6 partes (podéis cortarla en más partes si queréis hacer los cruasanes más pequeños). Cogemos cada porción y la enrollamos sobre sí misma haciendo presión para que queden bien pegadas. Vamos poniendo cada cruasan sobre una bandeja de hornear cubierta por papel de horno. Untamos los cruasanes con huevo, espolvoreamos con queso rallado y dejamos levar 30 minutos más. Precalentamos el horno a 180 ºC y una vez caliente, los metemos a cocer durante unos 40 ó 50 minutos. Pasado el tiempo, no hay más que sacarlos y dejar templar, si los coméis templaditos están aun más buenos 😉 Os aseguro que no habéis comido croissants salados tan buenos como éstos, si os atrevéis con la masa, ya me contaréis; además podéis innovar con el relleno, con choricito, jamón y queso, verduritas asadas…...

Leer más
Cómo hacer Cerdo Agridulce en Casa
Mar07

Cómo hacer Cerdo Agridulce en Casa

    Tenía ganas de poneros ésta receta, la descubrí hace ya bastante tiempo y me resistía a hacerla porque parecía muy elaborada pero en cuanto la hice por primera vez, hemos repetido muchísimas veces, desde luego no es como las recetas mega-rápidas con hojaldre que os pongo muchas veces, pero os aseguro que en una hora tendréis una cena o comida deliciosa, jugosísima y que nada tiene que envidiar a ningún restaurante chino. Algunos ingredientes no son los típicos que tenemos en casa diariamente, así que tendréis que proveeros de ellos, pero los podéis comprar en cualquier súpermercado. El cerdo agridulce queda genial para una cena temática con amigos y niños, junto a un arroz tres delicias, que podéis hacer vosotros mismos o incluso del que viene congelado, la salsa agridulce para los rollitos de primavera es muy fácil de hacer (os pondré la receta en breve) y una bolsa de pan de gamba; tenéis una cena china envidiable. ¿Qué necesitamos? 1/2 kg de lomo de cerdo cortado en dados (yo le pido al carnicero que me lo limpie y me lo deje cortadito) 1 cebolla mediana 1/2  pimiento rojo 1 bote de piña en su jugo 2 huevos medianos Maizena Bicarbonato Aceite de oliva Sal Azúcar Salsa de soja Salsa Worcester Ketchup Vinagre de vino blanco (la receta original es con vinagre de arroz, pero yo no lo he encontrado y siempre he puesto el de vino blanco) ¿Cómo lo hacemos? Cortamos el pimiento en tiras y la piña en trozos. En un bol batimos los huevos con una pizca de bicarbonato, otra de sal y una cucharadita de azúcar. Pasamos la carne por esta mezcla y luego rebozamos en la maizena. Freímos la carne en una sartén con aceite de oliva hasta que esté dorada. Escurrimos y reservamos. En el mismo aceite ponemos la cebolla y el pimiento rojo. Freímos unos 5 minutos. Sacamos y reservamos. Añadimos un par de cucharadas de aceite de oliva a la sartén y cuando esté templado añadimos 1 cucharada de salsa de soja, 1 cucharada de salsa worcester, 2 cucharadas y media de ketchup, 1 cucharada y media de vinagre, 5 cucharadas de azúcar y el zumo que ha sobrado del bote de piña. Removemos muy bien a fuego bajo. Agregamos 1 cucharadita de maizena disuelta en medio vaso de agua y dejamos cocer a fuego bajo y removiendo hasta que espese. Incorporamos la carne, la piña, el pimiento y la cebolla; lo dejamos un par de minutos y listo para degustar. Como veis, lo más «pesado» es tener que estar pendientes de remover para que no se pegue, pero...

Leer más
Pizza rápida en 5 minutos
Mar01

Pizza rápida en 5 minutos

    Típico día que se nos echa el tiempo encima, pero tampoco queremos picar «cualquier cosa» porque al final ni es cena ni es nada, y vamos a lo que no debemos, y tampoco es que nos apetezca ese día especialmente una pieza de fruta y un yogur, y a los niños menos… Pues eso es lo que me ha pasado a mí en más de una ocasión, quiero tenerlas acostadas pronto, porque mis hijas necesitan dormir bastante para ser niñas buenas y controlables (siempre lo digo, pero un niño muy revoltoso y fuera de control es aquel que no duerme lo suficiente, por supuesto, siempre hay excepciones,…; y es que lo tengo comprobado, cuando no se aguantan ni ellas, es por eso mismo), pero llegamos tarde a casa de hacer mil recados, o de natación, o… y tampoco quiero darles lo primero que pille, con lo que casi siempre voy a lo mismo, puré, que suelo tener hecho y congelado, su preferido el de zanahoria o calabaza,o  papilla o batido de frutas (en realidad, es lo mismo, pero a cada una de mis hijas se lo denomino de una manera u otra, y si la mayor prefiere batido, pues es batido, un poco más de leche y ya está). Y la tercera opción sería «cena-festival» porque como no suelen comer pizza ese día es especial. Y al final, las niñas se quedan felices de la vida y los papis quedamos como Reyes, y lo mejor, es una cena completa para los niños, y equilibrada, si escogemos bien los ingredientes.   Ingredientes: Masa de hojaldre o masa para pizza precocinada (con cualquiera de las 2 masas queda buenísima, la que tengamos a mano; muy buenas, las de Casa Tarradellas). Tomate frito. Mi favorito, el de la marca Hero. Mercadona ha sacado uno casero también, impresionante (bote de cristal con etiqueta negra, artesano con aceite de oliva, creo que se llama) Queso emmental rallado (el de President está muy bueno) Queso tipo Havarti Jamón de York o Jamón de Pavo Champiñones laminados Huevos de codorniz (en realidad, no suelo tener en casa, pero le pedí a mi madre que fuera a comprarlos porque LOS NECESITABA para un aperitivo en casa, y al final no los usé, así que había que darles salida de alguna manera). Preparación: Precalentar el horno a 180º. Extender la masa sobre la bandeja de horno con papel vegetal (ya vienen estiradas estas masas). Ponerle tomate frito por encima. Espolvorear al gusto el queso emmental rallado. En casa, nos gusta, extra de queso, así que encima pusimos unas lonchas de queso Havarti. Evidentemente, queda todo más...

Leer más
Enrollado de Jamón y Huevo
Feb21

Enrollado de Jamón y Huevo

    Esta receta es una de mis favoritas, es facilísima de hacer y a mis hijos les encanta. Son de esas que solemos hacer el fin de semana porque a ellos les gusta ayudar y en ésta no tienen ningún problema, excepto el momento de meterla en el horno y de cocer los huevos, el resto pueden hacerlo ellos solos sin ningún problema. Además, es muy socorrida cuando tienes gente a cenar o a comer, como acompañamiento; es una receta «para quedar bien» 🙂 Lo más «complicado» es hacer la masa y ya véis que de complicado tiene poco, pero si no tenéis tiempo, siempre podéis optar por el tan socorrido hojaldre 😉 ¿Qué necesitamos para la masa? 500 g de harina 1 cubito de levadura fresca 1 cucharadita de azúcar 1 cucharadita de sal 300 ml de agua caliente ¿Qué necesitamos para el relleno?  200 g de jamón en lonchas 100 g de queso Edam rallado 4 huevos duros cortado en rebanadas finas ¿Cómo lo hacemos? Deshacemos la levadura en el agua tibia, cuando esté totalmente deshecha, le añadimos el azúcar y la sal y mezclamos bien, ahora vamos añadiendo poco a poco la harina y mezclamos hasta que quede una masa. Dejamos levar la masa durante 30 minutos, en un lugar seco (yo la dejo tapada con un trapo dentro del horno sin encender) Pasada la media hora, extendemos la masa y la rellenamos con los ingredientes, ponemos las lonchas de jamón, encima la rebanadas de huevo y coronando el queso rallado. Ahora vamos enrollando la masa sobre sí misma, formando un rulo (como un brazo de gitano), pegamos bien la última parte de masa para que no se abra y la ponemos en una bandeja de horno, pintamos con un poco de aciete de oliva por encima y dejamos reposar unos 20 minutos. Precalentamos el horno a 180-200 ºC, metemos el rollo en el horno y dejamos cocer durante 60 minutos.  ...

Leer más
Pastel de Carne de Langosta
Feb19

Pastel de Carne de Langosta

    ¿Llama la atención eh??? Esta receta me ha encantado, tiene todo lo necesario para disfrutar de una cena sencilla pero elegante. Y de vez en cuando no está de más darnos un caprichito ¿verdad?, eso sí, creo que esta receta mejor dejarla para cuando no haya niños en casa, o cuando estén ya acostados; al menos los míos seguro que dirían ¡¡¡¡mamiiii qué ascoooooo!!!! Ya tendrán tiempo de que les guste 🙂 Veréis qué gustazo la carne de langosta junto a la corteza de salsa cremosa. ¡Una delicia! Podemos servirla con una ensalada verde y tendremos una cena completísima. ¿Qué necesitamos? 2 cucharadas de mantequilla sin sal ½ cebolla, picada 1 zanahoria, cortada en cubitos ½ taza de maíz ½ taza de guisantes congelados ¼ de taza de harina 1 taza de leche 1 taza de caldo de pollo 1/4 de kilo de carne de langosta cocida (se pueden comprar en el mostrador de pescados y mariscos) ½ cucharadita de tomillo seco Sal y pimienta 1 lámina de hojaldre 1 huevo grande, ligeramente batido ¿Cómo lo hacemos? Precalentamos el horno a 200 ºC. Derretimos la mantequilla en una sartén mediana a fuego medio. Agregamos la cebolla picada y la zanahoria. Cocinamos, removiendo ocasionalmente, durante unos 5 minutos. Agregamos el maíz y los guisantes, después añadimos la harina y cocinamos 1 minuto más. Agregamos la leche y el caldo de pollo, removiendo constantemente, hasta que la salsa empiece a espesar, aproximadamente 5 minutos. A continuación, retiramos del fuego, añadimos la langosta y el tomillo, y sazonamos con sal y pimienta. Reservamos. Estiramos la masa de hojaldre y, utilizando uno de los cuencos como guía, cortamos la masa en dos círculos (o la cantidad de cuencos que vayamos a hacer). Ponemos el relleno en los cuencos, y colocamos un círculo de masa en la parte superior de cada empanada, presionando los bordes para sellar la masa en el recipiente. Cortar una abertura en el centro para que el aire y la humedad puede escapar. Usando una brocha, cubrimos toda la superficie de cada tarta con huevo batido. Colocamos los pasteles en una bandeja y los metemos al horno hasta que la masa se hinche y se vea dorada, unos 35 minutos. ¡Qué aproveche y ya me contaréis qué os ha parecido! 🙂 A tener en cuenta: Como es una receta inglesa, las medidas están en tazas, podéis ver las conversiones en gramos haciendo clic aquí, así lo hacía yo antes hasta que me compré mi maravilloso juego de medidores en taza (ahora tengo 4 juegos distintos), una de las mejores compras que he hecho en cuanto a utensilios de...

Leer más
Dulce hojaldrado con chocolate y nubes
Feb19

Dulce hojaldrado con chocolate y nubes

    Este dulce hojaldrado con Chocolate y Nubes, en realidad es una pequeña variación del postre de hojaldre relleno de chocolate con fresa, pero quería enseñaros esta combinación para quien se perdiera la receta o por si no se os había ocurrido… una combinación que encanta a mayores y pequeños como hemos podido comprobar en más de una fiesta de cumpleaños con las Delicias de Nubes, ¡¡vuelan!!. En la foto queda bastante claro el paso a paso, así que os resultará muy sencillo realizar esta receta.   Ingredientes: Masa de hojaldre refrigerada (de venta en cualquier supermercado). Un bote de Nutella. Una bolsa de Marshmallows (o en su defecto nubes).     Preparación: Sacar el hojaldre del envase y estirar  sobre papel de horno, cortar en varios trozos, en cuadrados del mismo tamaño, y ese trozo, cortarlo a su vez en 2 de manera que quede en forma de triángulo, como podemos ver en la foto, (uno hará de base, otro de tapa). A continuación, extender la Nutella sobre uno de los triángulos. Poner encima de la Nutella un puñadito de Marshmallows (depende del tamaño que hayamos decidido hacer poner 3-4-5 Marshmallows). Repetir la misma operación con tantos triángulos como queramos preparar. Poner entonces uno de los triángulos que hayamos reservado encima, a modo de tapa (foto). Con un tenedor, sellar bien las dos partes del triangulito de hojaldre. A continuación, pintar con huevo batido, y pinchar un poco el hojaldre con el tenedor para que no suba mucho. Precalentar el horno a 180º. Meter al horno durante unos 10-15 minutos (dependiendo del horno). Sacar del horno y dejar enfriar, aunque, para mi gusto aún está mejor templadito. Servir.   Sugerencias: Podemos rellenar con Lacasitos, en vez de utilizar los Marshmallows, con lo buenos que están seguro que queda también genial!!. Rellenar con frutas: plátano, pera, manzana,… Podemos acompañar con helado (si encontráramos de nube, aún mucho más delicioso!!!!). Podemos hacer este mismo postre con Nestlé Postres chocolate blanco (simplemente hay que fundir en el micro y extender sobre la base).   ¿Habéis probado alguna vez la combinación chocolate/Marshmallows? ¿os animáis a probarla? ¿qué os ha parecido esta receta?  ...

Leer más
Bocaditos Rellenos Paso a Paso
Feb15

Bocaditos Rellenos Paso a Paso

    Seguro que les encantan estos bocaditos rellenos, podéis utilizar el relleno que más os guste, incluso de restos que quedan en la nevera, así no tenemos que tirar nada (que la cosa está «mu malamente») Podéis usar masa de hojaldre como lo tenéis en las imágenes, pero también os pongo la forma de hacer una masa de brioche muy muy fácil y que no necesita levado, con el tiempo que empleamos en cortar los ingredientes será suficiente, así que se hacen muy rápidamente. ¿Qué necesitamos para la masa?  210 g de leche tibia 1 huevo 400 g de harina 1 cucharadita de levadura seca 1 cucharadita de sal 70 g de mantequilla ablandada ¿Cómo hacemos la masa? Pues muy fácil, sólo tenéis que juntar todos los ingredientes en un bol y amasar hasta conseguir una masa elástica que no se pegue. ¿Qué necesitamos para el relleno? Tomates rojos Queso rallado (del que tengamos en casa) Jamón de Pavo Ajo Picado Cebollino Picado ¿Cómo montamos los bocaditos? Cortamos el tomate en rodajas, rallamos el queso y picamos el ajo y el cebollino. Dividimos la masa en dos partes y las estiramos con el rodillo, en una de ellas vamos poniendo las rodajas de tomate y encima de cada rodaja, el jamón, el queso y el picado de ajo y cebollino, dejando un espacio suficiente entre una rodaja y otra (unos 3 cm es suficiente, pero podéis medir cuánto necesitáis según  el vaso que vayáis a usar para cortarlos). Cuando ya tengáis toda la masa llena, ponéis encima la otra mitad de la masa cubriendo todo. Ahora sólo tenéis que ir cortando con un vaso, cada uno de los panecillos y apretando con el dedo para que las dos masas queden bien cerradas y no se salga el relleno al meterlo en el horno. Por último, metéis los panecillos en el horno precalentado a 200ºC durante 20 minutos, yo siempre añado 5 minutos más con el calor sólo abajo, ¡os encantarán seguro! 🙂...

Leer más
Quiche de pavo, queso y puerros
Feb14

Quiche de pavo, queso y puerros

    Es una receta facilísima y con mil variantes posibles, según preferencias, y según se haga para peques, mayores, o para ambos. La original que he hecho toda la vida, desde que un amigo en «tiempos-de mari-castaña» me enseñó a hacerla, era de queso y bacon, y esa gusta a todo el mundo, niños y menos niños, aunque yo la suelo hacer de pavo y queso que me parece algo más suave y también gusta muchísimo. Sin embargo, en esta ocasión, decidí hacerla con queso azul y añadirle algo de verdurita y el puerro me pareció idóneo para esta combinación. El queso azul en sí tampoco es de mis favoritos, pero creo que mezclado y fundido le da un toque especial a esta quiche. Ingredientes: Masa de hojaldre. Huevos (4). Nata para cocinar (2 pequeños de 200 ml. o 1 grande de 500 ml.). Queso rallado tipo Edam. Lonchas de queso tipo Havarti o en lonchas tierno, curado o semicurado (opcional). Daditos de Pavo. Puerros. Queso Azul. Los daditos de pavo ya vienen envasados y en taquitos, pero también podemos comprarlo en lonchas y cortarlo a tiritas.  También podemos usar de jamón de york, incluso jamón serrano. En cuanto al queso azul, en una ocasión también probé a hacerlo con un queso, Societé, en porciones, de roquefort… resultado espectacular también. Preparación: – Engrasar un molde con aceite o mantequilla. – A continuación, extender la masa de hojaldre tal cual viene y adaptar al molde. Si tenemos moldes rectangulares, mucho mejor masas tipo Lidl o Casa Tarradellas. Para moldes redondos, masa de La Cocinera. – Poner encima un poco del queso rallado, mejor que quede (más o menos) totalmente cubierto, bien repartido, y poner entonces algunas lonchitas del queso Havarti. – En un bol, incorporar los huevos, y batir bien (con un tenedor). – Añadir la nata y seguir batiendo. – Entonces, pondremos también los dados de pavo, el queso azul en trocitos y el resto del queso rallado. – Lavar muy bien los puerros, y quedarnos con la parte más blanca. Cortar en rodajas e incorporar a la mezcla de huevos, nata, pavo y queso. – Echar esta mezcla encima de la masa. Repartir bien. – Meter en el horno (habiendo precalentado unos 10 minutos previamente) a 180º unos 30 minutos aproximadamente (calor arriba y abajo). El tiempo de cocción variará totalmente según cada horno, con lo que la primera vez, mejor estar pendiente, hasta que esté dorado. ¡¡Una receta deliciosa y muy sencilla!!, ¿verdad?. ¡¡Espero que os guste!!.   ¿Habéis hecho alguna vez Quiche Lorraine?¿cómo lo hacéis vosotros?¿Os animáis a hacer esta receta?...

Leer más
Corazones de Fresa
Feb14

Corazones de Fresa

    No íbamos a dejar pasar San Valentín sin poner alguna receta rica y fácil para celebrar éste día.  Preciosos estos corazones de fresa ¿verdad? Pues son realmente fáciles y os aseguro que no podréis parar de comerlos, porque entran sin sentir 🙂 ¿Qué necesitamos? 1 lámina de hojaldre 150 g de fresas Mermelada de fresa 2 cortadores en forma de corazón, uno más grande qeu el otro (también podemos pintar los corazones a mano) ¿Cómo lo hacemos? Precalentamos el horno a 220 ºC. Estiramos la masa de hojaldre y con el cortador de galletas con forma de corazón vamos cortando las piezas. A la mitad de ellas, les quitamos el centro con el molde más pequeño. Lavamos, secamos y cortamos las fresas en rodajas finas. Ponemos dos rebanadas en cada corazón y ponemos encima una mitad con el ‘anillo en forma de corazón’. Colocamos con cuidado los corazones en una bandeja para hornear cubierta de papel de horno. Metemos al horno durante unos 10-12 minutos (o hasta que se doren). Transcurrido el tiempo, las sacamos del horno, y mientras que los corazones están todavía calientes, los llenamos con mermelada de fresa (con una manga pastelera o una cucharilla). También podemos saltarnos el último paso si queréis que no estén tan dulces; pero en mi opinión, le da al postre un sabor mucho más intenso, y un acabado brillante. Casi parece un espejo 🙂 Espero que os guste esta receta, y si tenéis dudas ya sabéis… por aquí estamos ^ ^  ...

Leer más