Impresionante Tarta Cementerio para Halloween

 

 

tarta-cemenario_PintandoUnaMama

Hice esta tarta cementario hace un par de años; estaba embarazada de mi hija Valeria y teníamos una fiesta de Halloween en casa de los tíos de mis hijos, así que me puse manos a la obra y, sentadita porque estaba de reposo, les hice una tarta que al día siguiente los dejó “muertos” (nunca mejor dicho jajajjajaja)

Como lo que más les gusta es la tarta de galletas, pues eso hice, una tarta de galletas, con flan y chocolate. Y luego decoré la parte superior como si fuese un cementerio; la verdad es que quedó muy resultona y a todos les encantó.

tarta-cemenario1_PintandoUnaMama

¿Qué necesitamos?

  • 700 gr de Chocolate fondant
  • 700 gr de Nata para montar de 35%
  • Galletas TostaRica (son las que más me gustan para este tipo de tarta)
  • Leche
  • 2 Paquetes de Flan de 8
  • Bizcochitos de soletilla
  • Chuches con temática de Halloween
  • Barquillos
  • Rotuladores de colores comestibles

¿Cómo lo hacemos?

Para el ganache (con thermomix):

Ponemos la nata en el vaso y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 2.

Añadimos el chocolate troceado y mezclamos programando 30 segundos, velocidad 3, o hasta que el chocolate esté fundido.

Ponemos la mezcla en un bol y dejamos enfriar, una vez frío, lo metemos en la nevera unas 12 horas (por lo menos) para que se endurezca lo suficiente y lo podamos usar (yo lo hice la mañana anterior).

tarta-cemenario2_PintandoUnaMama

Para la tarta:

Sacamos el ganache de la nevera (al menos 1 hora antes para que pueda manejarse).

Hacemos el flan según las instrucciones del fabricante (yo suelo quitarle un pelín de leche, si pone 1000 ml, pues le pongo 800, así queda más espeso), dejamos enfriar.

Vamos mojando las galletas en leche y las vamos poniendo en el fondo del molde, procurando tapar todos los agujeritos, ponemos una capa de ganache de chocolate y encima otra capa de galletas, que también mojamos con la leche.

Encima de esta capa ponemos una de flan; otra vez galletas mojadas y así vamos intercalando los dos sabores con las galletas hasta llegar a la parte de arriba del molde.

Al terminar, cubrimos con el resto del ganache, con nata, chantillí…. lo que nos guste más y dejamos enfriar, al menos un par de horas en la nevera.

En mi caso, cubrí con lo que quedó del ganache y encima le puse galletas trituradas para que pareciera tierra, decoré con bizcochitos de azúcar para hacer las tumbas (que pinté con rotuladores de tinta comestible) y añadí alguna chuche asquerosilla para darle ambiente.

Los lados largos de la tarta los recubrí con chuches de calabazas y los lados cortos con barquillos a modo de verja.

 

 

The following two tabs change content below.
Soy Lourdes Picó, aunque mis amigos me llaman Lou. Alicantina, Enfermera, Blogger y Mamá de tres maravillosas fieras. Cabezona (mucho), muy muy optimista y extremadamente trabajadora. Me gusta vivir la vida y exprimirla, disfrutarla con los míos y sacarle todo el jugo, que total, estamos aquí tres días, no es como para perderlos en cosas (ni gente) que no merecen la pena. Escribo sobre blogging en Trucos para mi blog y si os gusta la diversión en familia, también probamos juegos y juguetes en Scrapping para dos, y mi último proyecto en marcha es Con niños y equipaje, un blog de viajes en familia donde os contamos sitios chulos para visitar con niños y cómo viajar un pelín más barato con una familia numerosa.

Autor: Lou

Compartir este post en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: