Fresas bañadas en chocolate: un detalle exquisito para hacer con niños

¡¡Un detalle exquisito de lo más colorido y delicioso!!, y lo importante, de fácil elaboración e ¡¡ideal para hacer con niños!!. Una forma muy divertida de que nuestros hijos coman fruta.

Una receta también ideal para quedar genial con nuestros invitados en casa. Nos parece un picoteo dulce sano, delicioso y de lo más apetecible para todos.

Y aquí va la receta, aunque, en este caso, una imagen vale más que mil palabras.

Ingredientes:

  • 25o gramos de fresas, teniendo en cuenta el número de comensales, necesitaremos más o menos.
  • 2 tabletas de chocolate tipo cobertura, recomiendo Nestlé Postres, Nestlé Postres chocolate blanco y Nestlé Postres chocolate negro.
  • 1 par de botes de distintos toppings tipo corazones rojos, o Spreankles, o bolitas de colores, según cómo el colorido que nos apetezca darle.

Preparación:

1- Lavar bien las fresas.

2- Secarlas bien con papel de cocina absorbente.

3- En un bol o tazón poner una de las tabletas de chocolate que hayamos escogido como cobertura, troceadas. Meter en el micro para derretirlas, controlando que se funda bien. Poner, por ejemplo, un minuto, remover con una cuchara, y así hasta que veamos que está totalmente fundido. Dejar enfriar un poquito el chocolate (no demasiado, que se endurecería). Un par de minutos sería suficiente.

4- Bañar cada fresa de distinta manera, combinando chocolate blanco y negro, como en la imagen, para una mayor vistosidad.

5- Mojar la punta de cada fresa, ya bañada en el chocolate, en diferentes tipos de topping, a nuestra elección.

6- Dejar secar las fresas, ya decoradas, en una bandeja en la nevera, poniendo la fresa mejor bocaabajo (con las hojas apoyadas en un plato, bandeja o fuente). Dejar al menos, 1/2 hora para que se endurezca bien el chocolate. Cuando vayamos a servirlas, ya podemos ponerlas apoyadas totalmente en el plato donde vayamos a presentar.

 

¿A vuestros hijos les gusta la fruta?¿y las fresas en concreto?¿Os ha gustado esta receta?

 

Fuente:

Autor: Galissea

Compartir este post en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: