Escuela de Padres: Dimito como Madre

 

 

 

 

Escuela de Padres: Dimito como Madre

 

Escuela-de-Padres-Dimito-como-Madre

Ahora mismo me encuentro en una de esas épocas en las que me encuentro desbordada, no sé cómo actúar ni cómo hacerlo bien con mis hijas, no sé si os ha pasado alguna vez, pero no tengo ni idea de dónde y a quién acudir, qué hacer y cómo tratar de hacerlo lo mejor posible. Todo me supera.

Alejandra siempre ha sido una niña muy buena, me atrevería a decir que ejemplar en muchos aspectos, aunque imagino o supongo que cada uno de nosotros podemos ver así a nuestros hijos. Pero de un tiempo a esta parte… cómo ha cambiado, aunque sea afortunadamente por días…  Lo que más me molesta de siempre, es lo que ella decide repetir más en su comportamiento. Por no decir, las travesuras y ocurrencias que tiene ahora que no se le hubieran ocurrido antes ni por asomo.

Sí, lo sé, experimentan, nos ponen a prueba, lo hacen para llamar nuestra atención, pero yo estoy desesperada hasta el punto que no sé de veras hacia dónde tirar ni qué hacer en estos casos, ¿no existe acaso una escuela de padres? ¿super-Nanny no se animará a venirse una temporada a casa si la llamo? ¿habrá línea directa con alguno de los profesionales de Gestionando Hijos? Cuando vas a uno de sus encuentros, parece todo tan fácil… ahora entiendo lo de gestionar, más que los hijos mis propias reacciones y las de mis hijas… Estoy triste y desesperada a la par, una mezcla de sentimientos y sensaciones.

escuela_de_padres

No lo voy a negar… hubo una época cercana en que las cosas funcionaban mal en casa, pero precisamente ahora que parece que todo va mejor, mi matrimonio pienso yo que ha remontado y la situación en casa es buena, entonces no puedo pensar que esté nerviosa por el ambiente familiar, o porque a nuestro alrededor haya algo que le produzca nerviosismo.

Lo sé, hay libros, webs, apoyo de sus tutores, incluso pediatras, psicólogos y psicopedagodos, pero aún así, no sé exactamente hacia dónde tirar ni a quién consultar y menos aún por dónde empezar. Porque es algo que pueden parecer tonterías, del día a día, no es un problema grave en concreto, y ahí estoy yo imaginándome en una consulta confesando: “oiga, no tengo ni idea de ser madre” ¿alguna sugerencia?¿por dónde empiezo?

Y es que llega un punto que ni los castigos (y soy de las que los pongo y suelo cumplirlos) ni las amenazas (aunque no creáis que me gustan mucho, pero a veces hay que ir todo el día así para que me hagan caso), ni los chantajes (me pasa lo mismo que con las amenazas), ni pidiéndolo todo por favor mil veces con voz dulce y cariñosa, y así 10 veces hasta que la paciencia vuela, ni los gritos (y no quiero llegar a eso, aunque a veces parece ser lo único que funciona cuando ya me ven fuera de sí), pero no quiero actuar ni que me vean inmersa en un macro-cabreo porque no quiero que ellas sean así en un futuro no muy lejano, ¿entonces qué hago? ¿cuál es la solución?

Por supuesto, me ha faltado tiempo para consultarlo con su profesora, que aunque aún no ha tenido tiempo de conocerla lo suficiente, es la persona que a día de hoy pasa más horas con mi hija después de mí, y me ha comentado algo que me ha tranquilizado y que con el cambio de infantil a primaria es absolutamente normal que estén nerviosos y haga cosas que no había hecho hasta ahora, como en este caso, alguna trastada. Sé que está llamando de algún modo mi atención y que entre otras cosas, tengo que pasar con ella a solas más tiempo, un ratito para cada hija como os contaba en mis 20 nuevos propósitos.

Pero aún así… si con 6 años me está pasando esto y estoy así, ni pensar quiero cuando lleguen a la adolescencia, ¿por dónde tiro?¿cuál es la solución? tantas y tantas dudas. Lo sé, es una niña, pero estoy viendo que hay situaciones que me vienen grandes.

Así que, ¿sabéis qué os digo? ¡¡DIMITO COMO MADRE!! Y ahora entonces, ¿qué tengo que hacer? ¡Quiero una escuela de padres!

Todas las ayudas y sugerencias serán bienvenidas.

 

 

¡¡Hasta la próxima!!

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Galissea o Beatriz Abellán. Entusiasta con lo que me gusta y apasionada de la comunicación y de las marcas, como Licenciada en Publicidad y Comunicación que soy. Podéis seguirme en mi Perfil Personal. Madre de dos niñas, Alejandra y María, el motor de mi vida, junto a mis amigos de verdad. Enamorada de la música, banda sonora que me acompaña cada día, del teatro y de la lectura. Adoro la decoración, la moda, la gastronomía, las novedades y tendencias, las revistas, la radio y descubrir tiendas y sitios con encanto, así como Instagram, mi red social favorita por excelencia, donde día tras día descubro nuevas empresas y perfiles interesantes y un montón de gente maravillosa.

Autor: Galissea

Compartir este post en

7 Comentarios

  1. Buenas! Yo tengo 4! Niña de 8 años, niño 6 años, niño de 5 y una niña de 20 meses…cuando se juntan los tres mayores no te puedes imaginar!! Yo tambien he dimitido como madre muuuuuchas veces, y solo me ha funcionado darles responsabilidades a modo de juego, y reñir en cosas realmente importantes. Cuando mi casa es un caos, pongo musica…no sabes como relaja, incluso a veces bailo con ellos…asi que un momento que parecia que iba a ser horroroso se convierte en algo divertido. Si veo que las cosas se van desbordar, desvio la atencion de todos…traerme un pañal, ayudarme a batir el huevo que yo sola No puedo, enseñarme un un cuento y contarmelo etc..
    Pero, vamos…que seguiras dimitiendo como madre de vez en cuando!!!

    Post a Reply
  2. Hola!! Sé que no es consuelo pero TODAS (y la qur diga que no, miente) nos hemos sentido superadas alguna vez y hemos llegado a pensar que no valemos para esto.

    A mí me va muuucho mejor desde que me lo tomo todo con mucho más humor y en vez de sentir sus acciones como algo personal pensar que son cosas de niños. Sin más.

    Suerte!! Que son rachas que pasan

    Post a Reply
    • ¡Hola Cristina!,
      Sí, entiendo que esto forma parte de la maternidad. Esa etapa ya terminó, pero supongo e imagino que lo peor estará por llegar en la época adolescente que es la que más miedo me da, espero tener suerte.
      Tus palabras me tranquilizan, así que trataré de tomármelo como tú, intentaré recordar tus consejos cada vez que algo me superte. ¡Mil gracias!
      ¡Un fuerte abrazo!,
      Bea

      Post a Reply
  3. Así he estado yo por año y medio con mi hijo de tres, desesperada no sabía como hacerlo… Ahora está mucho mejor, pero sé que en algún momento volverá a ser difícil porque a él simplemente le gusta desafiarnos, no creo que esté mal y hasta me gusta que sea así con ese carácter. Pero confieso que hay veces que yo también dimito como madre! Jeje Un beso!

    Post a Reply
    • ¿1 año y medio? y pudiste aguantar? ¡yo hubiera dimitido mucho antes las travesuras de una mamá joven! ¡jajaja! 😉 Menos mal que ha mejorado, yo espero que la mía cambie pronto. Qué difícil es esto, la verdad, de ella nunca me hubiera esperado algo así, confieso que estoy algo preocupada. A ver dentro de un tiempo.
      Un besazo!!!!!!!!!!!

      Post a Reply
  4. Eso te iba a decir, que no tiene que ser nada exagerado, un cambio mínimo puede afectarles mucho muchísimo y si dices que ha pasado de infantil a primario ahí lo tienes.

    De todas formas ellos también tienen rachas y luego vuelve todo a la normalidad.

    Paciencia!!!

    Post a Reply
    • Empezaba a preocuparme de más Carol Una mamá muy feliz. Sé que sus compañeras a pesar del cambio a primaria, de edificio y de grupo están tan pichis, los padres dicen no notar el cambio, igual de felices que siempre, y la mía supuestamente también, pero no… algo falla, ¡¡no sabes las de trastadas que me ha hecho en este último mes!! y jamás ha hecho ella algo así ni con los 2, los 3, ni con 4,… yo no doy crédito, no sé lo que pasa por su cabeza, ella dice que no sabe por qué lo hace, que le sale, luego se arrepiente, pero ya está hecho. Espero que como dices, vuelva todo a la normalidad.
      ¡¡Muchas gracias Carol!!
      Un besazo

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tratamientos de Fecundación In Vitro FIV - Pintando una mamá | Pintando una mamá - […] Disponen de la mejor tecnología en el laboratorio para los tratamientos de fecundación in vitro FIV y los últimos…
  2. Mis Trucos para Educar Sin Gritos - Pintando una mamá | Pintando una mamá - […] sabéis que yo este año, con el paso de infantil a primaria de mi hija Alejandra, casi dimito como…
  3. Lo Mejor de Ser Madre | Pintando una mamá - […] a veces reconozco que necesitaría una escuela de padres… […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: