Navigation Menu

Cómo se prepara el pato a la naranja

pato a la naranja

El pato es un plato muy consumido en países como Francia y Perú. Su carne oscura posee un sabor especialmente fuerte que va muy bien si se combina con frutas. Se puede cocinar de diversas formas dependiendo del lugar y las costumbres culinarias de cada región o país.

Entre las preparaciones más conocidas está el pato al melocotón, el pato con piña y el pato con peras, que se prepara en Cataluña. Pero, en esta ocasión, vamos a dedicarle un espacio al pato combinado con las apetitosas naranjas de naranjaspilarin.com, un protagonista especial para nuestras mesas de celebración, en eventos y fechas especiales.

Pato a la naranja, un manjar para tus sentidos

Además de ser una carne de ave muy sabrosa, es bastante asequible a la hora de comprarla. Con ella se pueden preparar muchas recetas, todo depende de nuestra creatividad culinaria.

Puede ser una excelente opción para quienes quieren degustar sabores diferentes. Hoy hablaremos sobre una receta que muchas veces se puede pensar que es de complicada elaboración; sin embargo, es bastante sencilla y el resultado es un plato delicioso ideal para compartir en ocasiones especiales junto a un buen maridaje.

El pato a la naranja actualmente se prepara de manera diferente a las recetas de antaño, ya que, en un principio, este delicioso plato se preparaba con los patos salvajes provenientes de la caza y se utilizaban una especie de naranjas agrias. Esto daba por resultado un sabor distinto y potencialmente más fuerte, comparado con las recetas que conocemos hoy en día.

Si bien existen diferentes formas de prepararlo, hoy nos centraremos en una receta puntual que nos explica de manera fácil los pasos para la preparación, horneado y presentación del pato. El detalle que marca la diferencia y que le aporta su sabor incomparable, sin duda es la elaboración de una exquisita salsa hecha con naranjas frescas y dulces.

Receta de pato a la naranja para 4 personas

Ingredientes

  • 1 pato de 1,5 kg aproximadamente
  • 4 naranjas de zumo
  • 75 g. de azúcar
  • 50 ml. de vinagre
  • 1/2 vaso de brandy (200 ml)
  • 200 ml de zumo de naranja
  • Sal y pimienta – a gusto
  • Aceite de oliva virgen extra- cantidad necesaria

Preparación del pavo

  1. Lo primero que haremos es pelar una naranja y dejarla macerar durante 1 hora, en un bol con el ½ vaso de brandy.
  2. Luego, vamos a proceder a limpiar bien el pato, por dentro y por fuera con agua templada, quitando los posibles restos de grasa y plumas.
  3. Salar el interior y rellenar con la naranja macerada que preparamos previamente. Reservar el brandy de la maceración para utilizarlo luego.
  4. Encender el horno para que se vaya calentando a temperatura fuerte, 200°C.
  5. Colocar el pato en una bandeja que sea apta para horno y salpimentar por fuera. Bañarlo con el brandy que sobró de la maceración de la naranja y añadir un chorro de aceite de oliva virgen extra. Si deseas que el ave mantenga su forma, puedes atar las alas y las patas, con hilo de cocina.
  6. Llevar al horno durante una hora. A los 30 minutos regamos el pato con sus propios jugos.
  7. Al terminar el horneado, debemos cubrir el pato con papel de aluminio hasta el momento de servir. Lo ideal es servirlo bien caliente.

Mientras el pavo está en el horno, vamos a preparar la salsa.

pato a la naranja

Preparación de la salsa

  1. Para la salsa agridulce de naranja, debemos colocar el azúcar en un cazo que llevaremos al fuego, a una temperatura media hasta formar un caramelo rubio.
  2. Luego añadir los 200ml de zumo de naranja y el vinagre. Llevar a ebullición hasta reducir la salsa a la mitad. Luego añadir 3 o 4 gajos de naranja. Dejar cocinar durante unos 10 minutos más y retirar del fuego.
  3. Dejar reposar, para luego agregar los jugos del pavo horneado. Quedará una salsa deliciosa y perfecta para acompañar al pato y a la guarnición elegida para servirlo.
  4. Cuando el pato ya esté cocinado, recogemos los jugos que quedaron en la bandeja del horneado y los añadiremos a la salsa.

Presentación final del pato a la naranja

Podemos servir el pato en una fuente, troceado y bañado con un poco de la salsa agridulce (sin los gajos). Adornarlo con gajos de naranja natural y alguna ramita de perejil fresco. El resto de la salsa se presentará en una salsera aparte, con los gajos cocinados dentro.

Si de guarnición se trata, es una buena opción llevar a la mesa unas patatas a la duquesa. También se puede acompañar con unas patatas fritas o un puré de patatas.

Ya que se trata de un plato con elementos dulces, el vino a escoger debe ser un tinto joven. Prueba con un Cru de Beaujolais, un vino Rioja, un Fleurie o un Zinfadel. Otra buena idea es maridar esta carne intensa con un vino espumoso, como un brut nature que apenas tiene dulzor.

¡Que os divirtáis! 😀 y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes, CON NIÑOS Y EQUIPAJE, en el de ocio en familia, SCRAPPING PARA DOS y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más sorteos e info súper interesantes.

Instagram

Autor: Lou

Compartir este post en

1 Comentario

  1. que buena pinta tiene el pato!

    Post a Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: