Carta para contar la historia de los Reyes Magos

 

 

Carta para contar la historia de los Reyes Magos

 

Los_Reyes_Magos

¿Sabéis que ya se ha planteado en mi casa la tan temida pregunta que desencadena esa ausencia de magia e ilusión a flor de piel en los hogares en Navidad? Me he quedado en estado de shock. No puedo entender que alguien haya sido ya capaz de privar a una de mis hijas, y supongo que resto de amigas de clase, de parte de su infancia y su inocencia contándole algo así, con tan sólo 6 años. Por supuesto, yo lo he negado rotundamente, y tras recordarle muchos detalles de nuestras Navidades y la visita de los Reyes Magos y los pajes a casa parece que todo ha vuelto a la normalidad o al menos eso creo o eso quiero creer yo. Y espero que dure unos cuantos años más… esa esperanza me queda.

De todas maneras, siempre me quedará esta maravillosa carta de Navidad llena de sentimientos y emociones, un relato muy especial con la que nuestros hijos entenderán seguro la historia de los Reyes Magos y que os animo guardéis a buen recaudo, como yo hice en su día, para seguir soñando por siempre jamás. Podéis entregárselo en forma de carta por escrito, mientras permanecéis a su lado, leerlo juntos o contarles vosotros mismos directamente la historia de viva voz, según la edad, seguro que mantienen la ilusión para toda la vida, como tiene que ser.

Carta-para-contar-la-historia-de-los-Reyes-Magos

Espero que os guste:

“Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes Magos que venían de Oriente guiados por una gran estrella que brillaba en el cielo se acercaron al Portal de Belén para conocerle. Le llevaron al pesebre algunos regalos a modo de bienvenida y como prueba de amor y respeto hacia él.

El Niño Jesús se puso tan contento cuando recibió estos presentes y transmitía tantísima felicidad que el más anciano de ellos, el Rey llamado Melchor, comentó:

Es realmente maravilloso ver así de feliz a un niño. Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo para que sean así de felices también.

Es una grandísima idea, desde luego – añadió el Rey Gaspar, el rey de la barba marrón – pero verdaderamente difícil de llevar a cabo. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantísimos millones de niños como hay repartidos por todo el mundo, no hay manera humana de hacerlo.

Baltasar, el tercero de los Reyes Magos, el que tenía la piel de color oscuro, que permanecía muy atento escuchando a sus dos compañeros, comentó entusiasmado:

Y tanto que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón. Cierto es que somos magos, pero ya somos muy ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero de arriba a abajo entregando regalos a todos los niños. Aunque reconozco que sería realmente precioso.

Los tres Reyes Magos se pusieron muy tristes al pensar que era imposible, que no podrían realizar su deseo.

De pronto, el Niño Jesús, que parecía escucharles muy atento desde su cuna, sonrió y su voz se escuchó en el Portal de Belén:

Sois muy buenos, queridísimos Reyes Magos, y os agradezco de corazón vuestros regalos, así que voy a ayudaros a realizar vuestro deseo. Decidme: ¿qué es lo que necesitaríais exactamente para poder llevar regalos a todos los niños?

Atónitos e incrédulos, los tres Reyes Magos respondieron:

Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada una de las casas nuestros regalos, de manera que ninguno se quede sin una sorpresa en Navidad, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.

-No os preocupéis por eso – dijo el Niño Jesús – Yo os voy a dar no un paje, sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

¡Sería fantástico! exclamaron los Reyes Magos. Pero, ¿cómo va a ser posible?, preguntaron  sorprendidos a la par que incrédulos.

A lo que respondió el Niños Jesús: – Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría que os ayudaran deben querer mucho a los niños?

Sí, claro, eso sería fundamental—, asintieron los tres Reyes.

Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

-Y tanto, sí, sí. Eso es lo que pediríamos a un paje- respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Melchor, Gaspar y Baltasar se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que el Niño Jesús estaba planteando, cuando su voz de nuevo se volvió a oír:

Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, yo desde aquí pido que en Navidad, conmemorando estos maravillosos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte, regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices”.

Va a ser maravilloso darles a conocer esta emocionante historia.

Y para finalizar, si son niños que tienen hermanos o primos más pequeños, deberíamos confiarles este secreto, como mayores que son, para que lo guarden como un tesoro. Tu hermanita/hermanito sabe nuestro secreto desde hace muchos años y no se lo ha dicho a nadie. De ella/de él también estamos muy orgullosos, aunque a veces nos enfademos un poquito. Contamos contigo para que tú tampoco se lo cuentes a tu hermanita/hermanito. Le dejaremos que siga creyendo en la magia de los Reyes Magos un año más.

Un besito muy fuerte de parte de tu Papá y tu Mamá.

 

¿Qué os ha parecido? Se pondrán muy contentos cuando les contéis este verdadero y maravilloso Cuento de Navidad.

 

Con mis mejores deseos 🙂

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Galissea o Beatriz Abellán. Entusiasta con lo que me gusta y apasionada de la comunicación y de las marcas, como Licenciada en Publicidad y Comunicación que soy. Podéis seguirme en mi Perfil Personal. Madre de dos niñas, Alejandra y María, el motor de mi vida, junto a mis amigos de verdad. Enamorada de la música, banda sonora que me acompaña cada día, del teatro y de la lectura. Adoro la decoración, la moda, la gastronomía, las novedades y tendencias, las revistas, la radio y descubrir tiendas y sitios con encanto, así como Instagram, mi red social favorita por excelencia, donde día tras día descubro nuevas empresas y perfiles interesantes y un montón de gente maravillosa.

Autor: Galissea

Compartir este post en

14 Comentarios

  1. Muy bonita la carta…. Pero en mi opinion muy absurda tambien.
    Me parece mucho mas cruel coger una menira asi de gorda y disfrazarla de ilusion!!!
    No quiero molestar a nadie, pero mi punto de vista es otro, muy diferente.
    De verdad hemos construido una sociedad donde la ilusion de los niños y su felicidad esta basada en los regalos de navidad!!!!??? Significa eso entonces q los millones de niños q hay en el mundo q no tienen la posibilidad de celebrar la navidad de una forma tan materialista carecen de ilusion??? Y nunca van a saber q es la felicidad???
    Lo siento pero yo me niego, me niego a pensar q mi hija va a crecer basando su ilusion en un juguete, en una bici, en una muñeca y en la absurda idea de q unos señores de oriente magicos reparten regalos por todo el mundo, se q lo disfrutara, yo tambien lo hice de pequeña. Pero cuando un dia se entere de q es todo un paripe (porque es lo q es) no va a perder la ilusion! ni la inocencia! ni permitire q sufra por algo asi…. Porque la magia de la vida no esta en la navidad, ni en los regalos. La magia esta a nuestro alrededor, en el dia a dia, en el amor de la gente q nos rodea, en los peqeños detalles, en las casualidades, en los buenos momentos, en el aprendizaje, la ilusion es la actitud con la q hay q despertarse cada mañana para seguir creciendo, y me niego rotundamente a pensar q para q mi niña no pierda la ilusion le tengo q contar una mentira! Es triste y egoista… es lo q he dicho al principio, absurdo!

    Post a Reply
    • Hola Naiara, muy respetable tu punto de vista y tu opinión aunque hubiera agradecido que no fuera tan despectivo… A ti te parece absurdo, triste y egoísta, a mí no, ni tampoco tu opinión, la respeto y punto pero es eso, simplemente tu opinión. Cuestión de gustos, de creencias y de forma de ver la vida. Ésto es tan sólo un cuento llegado el momento, evidentemente luego se irá dando cuenta de la realidad. A quien le guste bien, y a quien no, pues también. Cada uno con su hijo lo hace como mejor le parece.
      Y los regalos pueden ir en forma de detalle, no por esta carta se está diciento que hay que ser materialista, a veces me da la sensación de que os enzarzáis más allá de lo escrito. A mí me encanta la Navidad y también creo en el detalle del día a día, ¿qué tiene que ver eso con la carta? No te ha gustado la carta y punto, y no te parece bien contar este cuento a tu hija, pues bien, no mires más allá de donde no hay.
      En lo que sí estoy muy de acuerdo contigo es en esta parte “porque la magia de la vida no esta en la Navidad (aunque para mí sí tiene una magia especial), ni en los regalos (por supuesto). La magia esta a nuestro alrededor, en el día a día, en el amor de la gente q nos rodea, en los pequeños detalles, en las casualidades, en los buenos momentos, en el aprendizaje, la ilusión es la actitud con la q hay q despertarse cada mañana para seguir creciendo” pero dime Naiara tú a mí qué tiene que ver con esta carta…
      Un saludo y, por favor, se puede decir exactamente lo mismo sin descalificar y respetando a los demás… eso también es parte de la magia…

      Post a Reply
  2. Yo no quiero que mi hijo le rompa la ilusión a nadie y ya le explicaré, todavía no sé cómo, para que así sea. Pero lo que no pienso es mentirle, no pienso hablar de reyess, niño jesus y demás.
    Porque los ateos también tenemos derecho a enseñar a nuestros hijos sin tener que estar mintiendo par salvaguardar las creencias de los demás.

    Post a Reply
    • Hola Ruth, no tienes por qué hacerlo, evidentemente si no crees en Reyes, ni Niño Jesús ni demás y supongo tampoco tendrás un Belén en tu casa, con lo que no tendría sentido que le hables de esto si no crees lo más mínimo, igual que tu hijo no estará bautizado ni hará comunión ni confirmación. Esto es simplemente un cuento, una idea y si tú no eres creyente, estupendo, es una carta para quien le guste… Tú se lo dirás a tu manera, yo a la mía. Por supuesto que los ateos pueden contarlo como más les guste, faltaría más, yo no digo lo contrario ni digo que hay que contar esto sí o sí, tan sólo es una historia bonita para quien le guste, y tú no tienes que salvaguardar la creencia de nadie, sólo he dicho que me da pena que les quiten la ilusión tan pronto.
      Un saludo Ruth y gracias por comentar

      Post a Reply
    • Pero que sentido tiene si eres ateo tener regalos de los Reyes magos?? Si se es ateo…..Es para todo.

      Post a Reply
      • Efectivamente Araceli… parece que hay muchos ateos sólo para lo que les interesa. Sólo hay que ver cómo algunos incluso obligan y animan a que sus hijos tomen la Primera Comunión sin serlo o celebran la Navidad con tradiciones cristianas,… pero este mundo ya sabes cómo es.
        Un abrazo

        Post a Reply
  3. Muy bonita la carta, yo me acuerdo de cuando yo me enteré y me quedé un poco chafada la verdad, pero juraría que tenía más de 6 años, pobrecita tan pequeña y ya chafándole ilusiones!

    Post a Reply
    • Hola La maternidad de Krika en Suiza, afortunadamente, por lo que me ha dado la impresión durante estos días, creo que recuperó la ilusión y el seguir creyendo, quiero creer que es así… Yo no recuerdo cómo recibí la noticia, pero sí que fue muy pronto también, aunque no tanto. Qué bonita es la inocencia y la ilusión de un niño.
      Un besazo

      Post a Reply
  4. Ains…..
    Como es la gente……No sólo se lo cuentan a otros niños….sino que perder la ilusión. ….y hacer que otros la pierdan es muy cruel.
    Ya me he gustado la carta….la voy a imprimir y tenerla a mano por si alguien me chafa la ilusión de mi proncipe !!!
    Gracias

    Post a Reply
    • Pues sí Mayte, no sé cómo alguien tan pronto intenta quitar la ilusión a los más pequeños, muy cruel como bien dices.
      Espero que tardes mucho tiempo en tener que tirar de la carta 😉
      ¡Un besazo enorme y gracias a ti!

      Post a Reply
  5. Muy bonita carta, la guardaré para cuando llegue el día…

    Post a Reply
    • Esperemos que llegue tarde Maria, pero la verdad es que es una manera muy bonita de explicarle algo tan mágico.
      ¡Un abrazo!

      Post a Reply
  6. La verdad es que es una carta preciosa y muy útil para los padres a los que nos gustaría conservar la ilusión de nuestros hijos el máximo tiempo posible.
    Además es súper adaptable para todo tipo de familias.
    ¡Mola!

    Post a Reply
    • Muchas gracias Manu el Mago, yo también la veo así. Debemos de tratar de mantener la ilusión como sea.
      ¡¡Un abrazo!!

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Casas de Juguete y Familias Sylvanian Families - Pintando una mamá | Pintando una mamá - […] próximos deseos de regalo para los Reyes y demás celebraciones es una nueva casa, esta vez la de luces…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: