5 Meriendas Nutritivas para las Primeras Meriendas Sólidas de Bebés y Niños
Sep07

5 Meriendas Nutritivas para las Primeras Meriendas Sólidas de Bebés y Niños

5 Meriendas Nutritivas para las Primeras Meriendas Sólidas de Bebés y Niños Qué importante, y cada día más, es llevar hábitos saludables pensando en nosotros mismos y en nuestra familia. Empezando, por supuesto, desde bien pequeñitos y prestando especial atención al momento en el que empezamos con meriendas para comenzar a introducirles alimentos más sólidos, compaginando con las papillas de fruta y verdura. Algunas Ideas de Meriendas Nutritivas para empezar a introducirles sólidos Por supuesto, hay que tener en cuenta que hay que ofrecerles estos alimentos siempre teniendo en cuenta las pautas de su propio pediatra, que es el que mejor conoce al niño y el que os recomendará o no ciertos alimentos según su edad y su historial médico. Sugerencias para estas Meriendas Algunas de las meriendas nutritivas que les encanta: Plátano chafado. El truco está en chafarlo a veces con algún que otro trozo más grande para que comiencen a habituarse a masticar. Si le ponemos un chorrito de limón si está muy maduro o zumo de naranja en su defecto les gustará aún más el sabor. Otra idea es machacarle o ponerle galleta troceada, veréis cómo les gusta y les encanta; es una buena forma de empezar con la introducción de alimentos más sólidos. Yogur con fruta. Por ejemplo, al plátano chafado que comentábamos le podemos poner un poquito de yogur, teniendo en cuenta que el plátano tiene que tener trozos. O elegir otras frutas blanditas tipo ciruela, algo que sea blandito para ellos. Bocadillito de Jamón Cocido, más que bocadillo, tipo tostada. Le ponemos un plato combinado con jamón cocido y pan (blandito) con aceite de oliva y tomatito rallado. El pan con aceite y el tomate a pellizquitos mezclado con el jamón cocido y veréis cómo les encanta. Por supuesto elegir un jamón cocido de buena calidad como ElPozo BienStar para poder comer saludable y sin renunciar al sabor, además teniendo en cuenta que es importante que sea bajo en grasa, reducido en sal y sin lactosa y sin gluten, con lo que es recomendable pensando en nuestro bebé y en posibles intolerancias. Merluza. Un pescado tierno y sin espinas a la plancha o al horno desmenuzado que les encantará comer. También podemos acompañarlo como jamón cocido, con su pan blandito con aceite de oliva y tomate rallado. Se relamen, por experiencia, ya veréis. Una tortillita, cuando vuestro pediatra les de el visto bueno con el huevo, por supuesto. Podemos dársela de un huevo a la francesa o tortilla con jamón cocido que a la mayoría les encanta. Eso es ir probando. Ya veréis cómo poco a poco irán comiendo cada vez más y...

Leer más