Desarrollar la Imaginación con Disfraces
Feb02

Desarrollar la Imaginación con Disfraces

No se si vuestros hijos son como la mía, seguro que hay más de uno por ahí leyéndome que se siente identificado, mi hija vive en un Carnaval permanente, para ella todos los días son para disfrazarse, es que le encanta todo lo que tenga que ver con disfraces y complementos. En cuanto llega a casa del colegio se quita corriendo la ropa, abre su baúl de disfraces y se pone uno de ellos e incluso mezcla unas cosas con otras, igual se pone el vestido de Elsa de Frozen con la capa de súper heroína, y con los zapatos de Campanilla… os aseguro que da gusto verla disfrutar tanto con este tipo de juegos, no necesita absolutamente nada más. Además le encanta salir a la calle disfrazada, si vamos a Mercadona… ella con su disfraz, si salimos a dar una vuelta por el parque, ella con su disfraz ¡es un no parar! Recuerdo cuando era más pequeña y aun no pedía cosas, se colocaba en la cabeza y el cuerpo todo lo que pillaba, se colocaba bolsos, se ponía complementos… pienso que es algo con lo que se nace porque os aseguro que con sus hermanos eso no lo ha visto nada de nada. Cuando la vestimos por primera vez de alicantina, ¡qué feliz estaba ella! no había quién le quitara el traje y el velo a última hora de la tarde. Su primer disfraz de verdad se lo trajo Papá Noel cuando tenía 2 años y era una caja de esas que lleva dentro varios disfraces diferentes, si no recuerdo mal eran de hada, novia, princesa y bailarina, y llevaba también complementos como zapatos, tiaras, coronas, alas… la verdad es que estaba muy chula esa caja, en cuanto la abrió se colocó todo lo que llevaba encima, lo que nos reímos con ella ese día… y ya fue un no parar, nunca ha dejado de disfrazase ni de disfrutarlo. Otro de los disfraces que me trae muchísimos recuerdos es el de Caperucita, ¡era tan bonito, tan dulce! La pena es que se van quedando pequeños, pero bueno, me alivia saber que ahora los irá disfrutando mi sobrina Valentina. Yo la verdad es que también disfruto mucho de verla tan a gusto con sus disfraces, su imaginación vuela cuando se los pone, se convierte en mil personajes diferentes y en su mente se desarrollan cientos de escenarios distintos que ella vive como si fuesen reales ¡es una gozada, tengo que reconocerlo! Valeria es muy de rosas, brillos, purpurinas… (igualita que su madre, vamos) no tenéis mas que pasar por mi cuenta de Instagram para verla, creo que no hay...

Leer más